BENJAMÍN BARONA, UN EMPRESARIO POR Y PARA LA SEGURIDAD

Tania G. Rojo Chávez / Staff Seguridad en América

Seguridad en América (SEA) tuvo la oportunidad de conocer más sobre este reconocido personaje de la seguridad privada en entrevista exclusiva

Una mañana calurosa de mayo, Samuel Ortiz Coleman (director de esta casa editorial) y yo, nos reunimos al poniente de la Ciudad de México con Benjamín Barona Coghlan, director general de Control Seguridad Privada Integral, para platicar acerca de sus planes a futuro y aficiones. Benjamín, a quien —por cierto— había visto acompañado de su esposa un par de meses antes en un concierto, desayunó con nosotros y nos compartió un poco de su vida personal y expectativas dentro de la seguridad.

Vida profesional
Barona inició en la seguridad cuando contaba con la escasa edad de 16 años, pues su hermano Santiago (que en paz descanse), a sus entonces 20 años, había fundado la empresa que actualmente dirige Benjamín y lo invitó a colaborar con él. “Años después de haberla creado empecé en la seguridad de una manera informal, siempre acompañando a mi hermano a los servicios. La verdad fue una experiencia muy cercana estarme vinculando en la parte de la seguridad y ya fue a los 18 que formalmente empecé a trabajar en Control”.
Comentó que si no se hubiera adentrado en el mundo de la seguridad hoy probablemente se dedicaría a la construcción porque estudió Ingeniería Industrial, “inclusive hubo un momento en el cual consideré irme a trabajar con mi papá, ya que él tiene una constructora. No me fui para allá, pero también es un tema que me gusta mucho”.
Además, expresó que es dueño de varios negocios, como de seguridad electrónica y otras empresas que son filiales y en las cuales no participa como directivo, sino como presidente. También, indicó que es socio de otras compañías que no se relacionan con la seguridad, tal es el caso de una envasadora de productos de alto consumo.
Al conocer que Benjamín es un empresario que se mantiene muy al pendiente de sus negocios, le preguntamos acerca de las actividades que realiza los fines de semana para compartirlos con su familia, pues como es bien sabido esta industria es muy demandante, a lo que explicó que entre semana es complicado que pueda pasar tiempo suficiente con ellos, por lo que los sábados y domingos los aprovecha mucho para estar con su esposa y sus tres hijos e irse de viaje o hacer actividades en compañía como salir a caminar, llevar a los niños a jugar, etcétera.

Más que un servicio de seguridad
Fuera y dentro de la industria, Benjamín ha vivido situaciones que lo han marcado pues nos relató que en Control Seguridad Privada tienen un programa de reconocimientos a los guardias que exceden las expectativas de la compañía. Tal es el caso de uno de sus guardias femeninos, que resguardaba un parque industrial, y que un día auxilió a una mujer que estaba dando a luz en el lugar.
“Ella prácticamente recibió al niño y saber que uno de mis guardias hizo un buen trabajo me impactó mucho, pues en lo personal sí fue muy gratificante. Así también ha habido actividades por parte de nuestros guardias que me han marcado, en los cuales han frustrado robos anteponiendo su vida”, comentó.
Nos contó el caso de un guardia que evitó el suicidio de uno de los inquilinos del condominio que protege ya que el sujeto pretendía aventarse de su azotea, pero logró convencerlo de que no lo hiciera. “Realizó una extraordinaria labor”, externó.
Por otro lado, habló de los planes que tiene en su compañía a largo, mediano y corto plazo. Señaló que la nueva visión de su empresa, considerada a tres años, está dirigida a ser líder en el mercado nacional a nivel seguridad privada que valora a los clientes y socios. Por tanto, partiendo de esa premisa tienen muy claro que, en un largo plazo, es un tema de expansión y crecimiento dentro de la organización.
“A mediano plazo estamos enfocados a instaurar un gobierno corporativo dentro de la misma empresa y dar definitivamente el paso de institucionalizarla para lograr que pase de ser una empresa familiar a una institucional, con el fin de que en tres años tenga una expansión y un crecimiento bastante fuerte.
Acotándome a corto plazo, buscamos la consolidación del área directiva, operativa y de los clientes. En ese sentido estamos apostándole mucho a la innovación tecnológica. Vamos incorporando sistemas y ventas dentro de la compañía este año para que podamos gestionar un mejor control dentro de la misma”, puntualizó.

Planes a futuro
Al cuestionarle cómo se ve en cinco años, Benjamín nos expresó que se ve continuando en la seguridad privada, pero ya como parte del Consejo de Administración y enfocándose a actividades dirigidas a permear la cultura organizacional de la empresa.
“También quiero enfocarme en el tema de innovación, traigo el ADN de emprender negocios y prácticamente yo reviso la parte de la seguridad, donde es fundamental estarse reinventando en las nuevas maneras de dar el servicio”, dijo.

Fotos: Samuel Ortiz / SEA