6 cosas que he aprendido en LAS ASOCIACIONES

6 cosas que he aprendido en  LAS ASOCIACIONES

Columna de
Enrique Tapia Padilla, CPP

etapia@altair.mx

Vicepresidente regional sénior de ASIS Internacional
Grupo 7: México, Centroamérica y el Caribe.

SUPONER NO ES RECOMENDABLE Y MENOS EN EL MEDIO DE LOS PROFESIONALES DE SEGURIDAD, ES MEJOR CONFIRMAR

Haciendo un recuento de todos estos años que he estado cerca de las asociaciones de seguridad y en especial de ASIS Internacional, me vienen a la mente diversas cuestiones que he aprendido a lo largo de todo este tiempo y que sin duda te van marcando en tu andar profesional. Escogí seis cosas para compartir con ustedes:

Para el desarrollo del trabajo de los profesionales de seguridad, las relaciones entre colegas son igual de valiosas que el conocimiento técnico sobre seguridad. Un especialista de seguridad aislado y con pocos contactos en el medio no puede brindar las mismas soluciones frente a un problema que alguien quien se construyó una red de apoyo dentro del ramo.

Como complemento al conocimiento técnico de seguridad, las habilidades de gestión, liderazgo y comunicación y el know-how sobre finanzas, tecnología, tendencias del mercado y cultura general son sumamente importantes para el desarrollo profesional. Un ejecutivo de seguridad enterado, que conoce cómo las empresas hacen sus negocios y cómo protegerlos sin que las estrategias de seguridad interfieran negativamente en el funcionamiento de las operaciones, será una ventaja competitiva para cualquier organización. Por ello, cada vez más colegas que ocupan posiciones directivas estudian maestrías en administración de negocios o programas de gestión para ejecutivos de seguridad.

Es imperativo escuchar diversas fuentes sobre el mismo tema y sobre las mismas acciones. Entre personas son en verdad impresionantes las variaciones de percepciones e incluso de argumentos del mismo hecho, literalmente sus paradigmas nos hacen ver una realidad diferente a la del colega de enfrente. Suponer no es recomendable y menos en el medio de los profesionales de seguridad, es mejor confirmar. Como bien dicen: “si sólo escuchas a Caperucita, al final el malo siempre será el lobo”.

Si no encuentras por escrito las mejores prácticas, las guías y estándares de seguridad que estás buscando en los recursos que se encuentran dispuestos en las asociaciones, libros y demás, entonces es momento de sugerirlas formalmente o mejor aún, proponernos desarrollarlas de manera local o regional con un grupo de colegas con intereses similares. Hay estupendos ejemplos de trabajos entre colegas que contrarrestan los riesgos regionales.

Tendernos la mano entre los colegas es imperativo y no sólo porque mañana quien necesite la ayuda pudieras ser tú, sino por el valioso hecho de poder ayudar sin esperar algo a cambio. He comprobado que la satisfacción de ayudar es una de las mejores pagas. También confirmo la impetuosa capacidad e interés de los profesionales de seguridad por ayudar y aportar.

No únicamente existe el networking entre colegas, si bien ya es muy bueno, también resulta trascendental la constitución de buenas relaciones con el gobierno y con las autoridades, mismos que no sólo sirven para solicitar apoyos profesionales cuando se requieran, sino para unir esfuerzos y resolver situaciones de seguridad de manera conjunta en apoyo a nuestra sociedad.

Concluyendo, al menos en mi caso (y bajo mis propios paradigmas), estoy convencido que la profesión de seguridad, como la vida, es una fuente constante de aprendizajes que bien valen la pena vivirse y si es al lado de estupendos colegas y amigos, mejor. No obstante, el camino que prefiero y sugiero es el de las cosas que no sólo señalan sino construyen, de aquellas que, junto con una queja siempre vienen acompañadas de sugerencias para mejorar, aquellas donde quien propone, pone la piedra angular para iniciar. Donde cada quien es responsable de su propio desarrollo.
Súmate y sé parte de la asociación de profesionales de seguridad más grande y prominente del mundo.

* Si desea saber más de los beneficios al ser miembro de ASIS Internacional, visite www.asisonline.org.

Fotos: Enrique Tapia Padilla