BANORTE PROTEGE SUS EDIFICIOS a través del control de acceso

El Grupo Financiero Banorte decidió instalar 16 torniquetes ópticos Swinglane 900 y cinco compuertas de acceso Winglock 900 de Boon Edam en dos de sus sedes más importantes en México

Nadie pone en duda la importancia de la seguridad en entidades financieras pues usualmente este sector es blanco de acciones delictivas; por esta razón, el acceso a oficinas, bancos o cualquier institución de este tipo precisa de soluciones integrales que garanticen la tranquilidad de las personas y que se adapten al sistema de seguridad del edificio.

Este punto es sustancial para los edificios donde se registra gran afluencia de personas a lo largo del día, pues es difícil controlar la entrada y salida de los individuos de forma eficiente y funcional. 

Bajo esta realidad, el Grupo Financiero Banorte decidió instalar los sistemas de control de acceso de Boon Edam para dos de sus sedes más importantes, una en la Ciudad de México y la otra en Monterrey. 

Este grupo financiero cuenta con más de 20 mil empleados en México, tiene presencia en todo el país mediante una red de casi 1,100 sucursales, 7 mil 600 ATMs (cajeros automáticos) y 24 mil corresponsales.
“Dadas estas dimensiones y con el objetivo de brindar la mayor protección posible a los empleados, clientes y usuarios, Banorte seleccionó equipos que se pudieran integrar al sistema de seguridad de los edificios corporativos y de oficinas, y que a su vez fueran eficientes en el proceso de control de acceso”, dijo Epigmenio Treto Martínez, subdirector técnico del área de Protección, Seguridad e Inteligencia de Banorte.

La tecnología 

Contando los dos edificios, en total se instalaron 16 torniquetes ópticos Swinglane 900, cinco compuertas de acceso Winglock 900 y tres puertas giratorias automáticas Boon Edam TQA. 

En la sede corporativa de Monterrey están las tres puertas TQA, su lobby cuenta con seis carriles del Swinglane 900, más dos compuertas de cortesía Winglock 900; en su estacionamiento hay dos torniquetes ópticos para la entrada y dos para la salida, cada vía cuenta con su propia compuerta Winglock. 

Por otro lado, el edificio de oficinas en la Ciudad de México, cuenta con seis carriles de torniquetes Swinglane y una puerta Winglock 900. 

Los torniquetes ópticos Swinglane 900 se destacan por ser un modelo que facilita el trabajo de los vigilantes y recepcionistas a la hora de controlar quién está autorizado para acceder a una cierta zona del edificio y quién no lo está. 

Por otra parte, las compuertas de acceso simple Winglock 900, son una columna de acero inoxidable con una hoja de cristal, apropiada como entrada para discapacitados o carros, junto con soluciones de acceso de seguridad avanzada.

Los torniquetes ópticos, que se instalaron durante el diseño de las edificaciones, están formados por dos unidades estilizadas que contienen un sistema de sensores avanzado que controla a los usuarios que lo atraviesan, de esta forma el torniquete óptico puede garantizar que no se produzca el acceso no autorizado a la vez de lograr un tráfico de hasta 30 personas por minuto. 

“En Banorte tenemos la visión de mantener tecnología de punta en todos los aspectos: integración, automatización e inteligencia entre los sistemas de protección y seguridad que conforman nuestras plataformas”, agregó Epigmenio Treto Martínez.

El personal de Banorte advirtió que en la fluidez, comodidad y experiencia de los usuarios que diariamente conviven con los accesos, se puede resumir el éxito de este proyecto, los equipos se adecuaron a las necesidades y metas establecidas.

“Aunque nuestra relación es relativamente joven (cinco años aproximadamente), existe mayor tiempo de conocimiento de la marca; sin embargo, las mejoras tanto de funcionalidad como de estética que ha implementado Boon Edam en periodos recientes han permitido que sean parte de nuestras estrategias de seguridad”, concluyó Epigmenio Treto.

Estas dos sedes de Banorte se caracterizan por tener un alto flujo de personal, están ocupadas principalmente por los empleados de áreas administrativas, y tienen servicio de recepción y atención a clientes y visitantes. 

¿Qué es Banorte?

El Grupo Financiero Banorte está integrado por dos bancos, Banco Mercantil del Norte (Banorte) e Ixe, así como por Almacenadora Banorte, Arrendadora Banorte, Seguros Banorte, Afore XXI Banorte, Operadora de Fondos, Casa de Bolsa y Banorte Securities.

Banorte fue fundado en 1899 en la ciudad de Monterrey, donde comenzó sus operaciones como un pequeño jugador regional. En 1992, en el proceso de privatización de la banca, Banorte fue adquirido por un grupo de empresarios, encabezado por Don Roberto González Barrera, a través de una serie de adquisiciones estratégicas después de la crisis financiera mexicana a mediados de los años noventa, Banorte consolidó una presencia a lo largo y ancho del territorio mexicano. 

Actualmente opera como un grupo financiero denominado Grupo Financiero Banorte (GFNorte), bajo un modelo de banca universal ofreciendo una amplia variedad de productos y servicios a través de su casa de bolsa, las compañías de pensiones y seguros, Afore, sociedades de inversión, así como las empresas de arrendamiento y factoraje y la almacenadora, recién la institución fue galardonada por la revista The Banker, como el Mejor Banco del año en México 2016. 

Fuente: Boon Edam / Fotos: Boon Edam