Calendario de EventosBiblioteca de RevistasBiblioteca de NewsletterBiblioteca de InfografíasGalería FotográficaVideoentrevistasColaboradoresEstadísticas

Inscríbase a la RevistaPolíticas de PrivacidadLa guía del ColaboradorContactoAnúnciate aquí






OK
ARTíCULO DESTACADO
Imagen Familia en ENTORNOS SEGUROS

Familia en ENTORNOS SEGUROS

Miércoles 22 de Mayo del 2019
Fernando Antonio Moreno Forero

Los padres de familia enfrentan un gran reto en la protección integral de los niños, niñas y adolescentes en torno a los diversos niveles de amenazas, vulnerabilidades y riesgos. El primer escenario es el hogar en donde los accidentes ocurren en diversos momentos durante su crecimiento y por ende son los adultos quienes deben desarrollar competencias para evitar estas situaciones y garantizar su integridad en cada uno de los escenarios físicos y tecnológicos. 

La casa es el lugar en que los menores desarrollan su crecimiento y la prevención y protección son una contundente arma para enfrentarlos. Los cuidados, la atención, la vigilancia amorosa de los padres, cuidadores o educadores son la clave que garantiza el bienestar de los más pequeños del hogar. Sin embargo, la prevención en cada momento y en cada lugar es la consigna que los padres deben tener siempre presente. De esta manera se protege al niño y se evita que sean víctimas de accidentes que podrían marcar de por vida su existencia. 

En Colombia, los niños, las niñas, adolescentes y adultos mayores desde su gestación hasta el fin de su vida se enfrentan a una serie de amenazas, vulnerabilidades y riesgos en diversos escenarios, en los que la falta de políticas de parte del Estado colombiano en la protección y prevención en seguridad integral genera un marco de interés objeto de la presente propuesta de investigación y cuyo alcance determina un análisis detallado de cada escenario, en el cual se podría materializar los riesgos. 

Es de notar que dentro del alcance del presente proyecto de investigación se establece un análisis de menores, adolescentes y adultos mayores que no presentan ninguna limitación física, con limitación física o que se encuentren inmersos en el conflicto armado colombiano. Por ende, todos los organismos de control en protección y prevención en seguridad de los menores, adolescentes y adultos mayores del Estado colombiano, como lo son: padres de familia, educadores, cuidadores y transportadores de las instituciones académicas y geriátricas están en la obligación de adquirir competencias en seguridad integral en los siguientes escenarios: hogar, vehicular, vial, alimentos, juguetes, mascotas, redes sociales, bullying, piscinas, centros recreativos, centros deportivos, entidades académicas, jardines infantiles, el gremio del transporte de menores frente a las diversas amenazas naturales, personales, estructurales y tecnológicas. 

 

CIFRAS IMPORTANTES

 

Garantizar el cumplimiento de los derechos de las niñas, niños y adolescentes es tarea de todos en Colombia. La responsabilidad de “ser padres, cuidadores, adultos responsables, educadores, empresarios” en una sociedad moderna, inmersa en diversos niveles de amenazas, vulnerabilidades y riesgos (naturales, estructurales y personales), que enfrentan nuestros hijos y el futuro del mundo, nos ponen a reflexionar sobre los cuidados integrales, competencias en prevención, sensibilización y vigilancia en todos los escenarios, en los cuales un bebé, menor de edad y adolescente, deben establecer para garantizar la reducción de accidentalidad, abuso sexual y maltrato infantil desde la gestación de una vida generando una marca irreparable en sus vidas. Las estadísticas emitidas en el mundo mencionan que cada año más de 2.5 millones de niños sufren lesiones e incluso la muerte. 

En Colombia, por medicina legal alrededor de las muertes de bebés y adolescentes por accidentes en los hogares, accidentes de tránsito, centros de diversión y maltrato infantil son el reflejo de la realidad colombiana, en la que los diferentes actores, tales como padres de familia y educadores deberán estar preparados para evitar estas situaciones y garantizar su integralidad en todos los espacios donde está presente un niño. Es triste ver en los noticieros informes sobre niños, niñas y jóvenes que mueren en jardines infantiles, colegios, hogares o centros comerciales por distintas razones. Las cifras confirman la realidad: en Colombia ocurren aproximadamente siete accidentes diarios en centros infantiles o en hogares según la Secretaría de Salud. 

Los niños, las niñas y los jóvenes son curiosos por naturaleza y su deseo de conocer todo aquello que los rodea los expone, muchas veces, a una serie de peligros, que con frecuencia son creados por el descuido o la falta de supervisión de un adulto. Las caídas de altura, quemaduras, intoxicaciones y atoramientos que llegan al servicio de urgencias se observan, incluso, en niños de seis meses de edad. De la misma manera, los machucones, la ingesta accidental de medicamentos o productos de limpieza mal almacenados y los accidentes de tránsito comienzan a ser un motivo recurrente en infantes mayores de tres años. 

En Bogotá, por ejemplo, la caída de altura fue el accidente casero más frecuente en niños de cero a 10 años en 2008 (1,781 casos), de acuerdo con la Secretaría Distrital de Salud. Le siguen lesiones con objeto contundente (547), quemaduras (272), heridas producidas por objeto punzocortante (170) e intoxicación (110). Según el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, la sumersión es la primera causa de muerte accidental en menores de edad en el país; la segunda son las caídas de altura. Por lo tanto, las estadísticas emitidas por medicina legal alrededor de las muertes de niños, niñas y adolescentes por accidentes en los hogares, de tránsito, en centros de diversión y maltrato infantil son el reflejo de la realidad colombiana, donde los diferentes actores que comparten y viven con ellos deben estar preparados para evitar estas situaciones y garantizar su calidad de vida. 

Por lo anterior, sabemos que la infancia y la adolescencia son momentos de la vida particularmente importantes, en los cuales sentirse seguro y querido son condiciones mínimas para ser feliz dentro de una sociedad más humana y equitativa. Por esta razón, presento a todo Colombia, los padres de familia, educadores, jardines infantiles, transportadores de menores, cuidadores, etc., este proyecto empresarial y académico, que busca desarrollar consultoría en seguridad integral infantil, sensibilización y competencias en la valoración y mitigación a nivel gestión del riesgo en todos los escenarios, en los cuales está presente un menor de edad y adolescente. 

El proyecto “Seguridad integral para niños, niñas y adolescentes” invita a construir una ciudad más solidaria, en la que se reconozca al niño, la niña y el adolescente como sujeto de derecho, con ambientes cotidianos que contribuyan de manera segura a su desarrollo. Recordemos que la infancia y la adolescencia sólo se viven una vez y que todo lo que no proveamos ahora será una pérdida irremediable. 

Con el propósito de contribuir y apoyar la construcción de ambientes que protejan la vida de los niños, las niñas y los adolescentes el proyecto empresarial y académico permitirá aumentar la toma de conciencia, sensibilización y el conocimiento de la magnitud de accidentes que día a día ocurren, así como las competencias en cada escenario, en el que está presente un menor de edad y oportunidades para ayudar en su reducción. A Colombia y a todas las entidades tanto públicas como privadas se les invita a aportar sus amplios conocimientos en la construcción de una cultura en torno a la prevención y protección de una sociedad enmarcada con niños y adolescentes felices y seguros.

 

HOGAR FRENTE AL PLAN DE EMERGENCIAS

 

Un primer momento de verdad en la prevención y protección integral de niños, niñas y adolescentes en el hogar y las instituciones educativas establece el diseño de los preparativos escolares para enfrentar los desastres naturales y estructurales a través del diseño de un Plan de Emergencias. Por el tipo de geografía, Colombia enfrenta una variedad de riesgos en relación a los desastres naturales donde está la presencia de niños: Armero, Mocoa, etc. El programa de Preparativos Escolares para Desastres (PED) es una iniciativa de los organismos de protección del Estado, dirigida a desarrollar las competencias en la población escolar para que esté en la capacidad de identificar e implementar los mecanismos de prevención y respuesta ante las emergencias. 

El PED contiene las directrices con el acompañamiento INGRN a la reducción del riesgo de desastres y poder aplicarlo desde el hogar hasta sus segundos hogares, como el colegio, frente a una prevención y protección integral del niño, padre de familia, educadores y una comunidad integral. Nuestra campaña “No te sorprendan desastres, siempre preparados ante las emergencias”, es una campaña pedagógica desarrollada desde el hogar y los colegios dirigida a la población infantil y la comunidad escolar, que tiene la misión de establecer la cultura de la prevención y protección en niños, estableciendo las bases para la prevención de desastres.

 

PLAN FAMILIAR DE EMERGENCIAS

 

Los escenarios naturales como la ola invernal, terremotos, inundaciones y deslizamientos en Colombia en los últimos meses, han puesto en evidencia la importancia de estar preparados ante cualquier desastre. El Fondo de Prevención y Atención de Desastres de Emergencias de Bogotá, estableció los criterios para diseñar desde el hogar un modelo para salvaguardar la vida del niño y padres de familia.

Para analizar su alcance es de total importancia reflexionar sobre los siguientes aspectos:

 

• ¿Sabe usted qué es una amenaza natural?

• ¿Conoce usted su predio y su entorno?

• ¿Sabe usted los riesgos a los que se enfrenta su hogar?

• ¿En su hogar existe cultura de la seguridad?

• ¿Tiene un plan de evacuación y emergencias en su hogar?

• ¿Cuál es el modelo de seguridad integral de su hogar frente a las emergencias?

 

El Plan de Emergencias es la ruta establecida desde el hogar para enfrentar y reducir el impacto frente a riesgos que afectan de una manera negativa a nivel de su salud física y emocional a los integrantes de la familia presentes y las decisiones para enfrentarlo.

 

DISEÑO DEL PLAN DE EMERGENCIAS

 

El Plan de Emergencias en un hogar establece un acompañamiento de todos los integrantes para la construcción de un hogar seguro, como los alrededores de la misma, a saber vecinos, empresas de seguridad y empresas de apoyo establecidas por el Gobierno Nacional: Policía, Cruz Roja y Defensa Civil, se deberá diseñar un listado de amenazas, vulnerabilidades y riesgos presentes en su vivienda generados a nivel interno y externo. 

 

Actividades:

 

1. Construcción matriz de información de generalidades de la familia: se deberá relacionar el cuadro de la información de los miembros de la familia o del grupo en el que vive en caso de una emergencia.

 

2. Construcción matriz de información de mascotas que viven en el hogar.

 

3. Identificación del riesgo y acciones para reducirlo: es necesario identificar los riesgos presentes en la vivienda y en sus alrededores, plantear acciones encaminadas a reducirlas.

 

4. Identificación de riesgos: se deberá analizar en detalle cada uno de los escenarios e identificar los riesgos existentes escribiendo su ubicación e identificación de la amenaza. La vulnerabilidad en la vivienda y las acciones que puedan realizar para mitigar su impacto.

 

PREPARATIVOS Y ADMINISTRACIÓN DE EMERGENCIAS

 

Una vez identificados los niveles de amenazas, vulnerabilidades y riesgos en el hogar se deberá diseñar un plan de acción para enfrentar una emergencia. El plan de acción establece identificar el rol que cada una de las personas que vive en el hogar va a desempeñar. Deberá incluir el plan de emergencias y plan de primeros auxilios. Las emergencias varían de acuerdo al riesgo que se esté materializando y establece una reacción pequeña y fuerte de acuerdo al caso.

 

a. Puntos de encuentro: en un plan de emergencias se deberá establecer un punto de encuentro que designe cada familia buscando un lugar despejado y alejado de cualquier riesgo estructural que afecte la integridad de la familia.

 

b. Plano de evacuación del hogar: se deberá diseñar un plan de evacuación y emergencias del predio donde se identifiquen las rutas de evacuación, señalización, puntos de identificación de gas y electricidad que puedan afectar la evacuación. El diagrama deberá estar alineado con el plan de emergencias establecido en la comunidad.

 

c. Recursos del Plan de Emergencias: la identificación de recursos tecnológicos de respaldo, servicios, alimentos y primeros auxilios son pilares fundamentales.

 

d. Kit familiar de emergencias: es indispensable diseñar un kit de emergencias, en el que se disponga de un morral, linterna, batería y todo elemento para protección en caso de que se materialice una emergencia:

 

• Copia de documentos de identidad.

• Fotos recientes del grupo familiar.

• Radio.

• Baterías.

• Lápiz.

• Mudas de ropa.

• Agua.

 

e. Implementación del Plan de Emergencias: una vez estructurado y diseñado el Plan de Emergencias se deberá capacitar a cada uno de los integrantes y realizar simulacros para evidenciar competencias y el rol de cada integrante.

 

f. Actualización del Plan de Emergencias: el Plan Familiar de Emergencias deberá establecer una revisión detallada y continua en cada uno de los escenarios que integra el alcance del mismo.

 

Por un hogar seguro, niños felices. 

Imagen hid USA
Imagen hid mexico


Logotipo Seguridad en america
VideovigilanciaControl De
acceso
Transporte
seguro
Contra
incendios
Ciberseguridad
y Ti
Seguridad
privada
Administración
de La Seguridad
Protección
ejecutiva
Seguridad
pública
El Profesional
opina
Especial
del Bimestre
Novedades
de La Industria





Cerrar