Calendario de EventosBiblioteca de RevistasBiblioteca de NewsletterBiblioteca de InfografíasGalería FotográficaVideoentrevistasColaboradoresEstadísticas

Inscríbase a la RevistaPolíticas de PrivacidadLa guía del ColaboradorContactoAnúnciate aquí






OK
ARTíCULOS DESTACADOS
Imagen LA MUERTE POR  MANO PROPIA:  Alan García Pérez

LA MUERTE POR MANO PROPIA: Alan García Pérez

Martes 30 de Julio del 2019
César Benavides Cavero

El miércoles 17 de abril del presente año siendo las 07:15 horas aproximadamente, el señor ex presidente del Perú, Alan García Pérez (QdDG1), encontrándose en su domicilio en Miraflores (Perú) y sin haber tomado aún su desayuno, habiendo recibido una hora antes la visita del Fiscal de Turno, en compañía de un Comandante de la Policía y un secretario de la fiscalía, los que le transmitieron la orden de su detención y sin tener ninguna instrucción judicial abierta aún, por no haber sido denunciado por ningún agraviado, tomó un arma y se disparó en la cabeza, temeraria acción que no la pueden explicar los miembros de la Fiscalía y la Policía Nacional del Perú.

La gravedad de esta noticia es que casi todos los ciudadanos del país conocían que Alan García Pérez sufría de una enfermedad que requería tener la cantidad de litio necesaria, porque si no su salud se afectaba y el carácter le podía cambiar mucho, creemos se debería conocer cómo se encontraba el mineral en su organismo, es fundamental que la familia opine al respecto.

Se tenía conocimiento que existían varias investigaciones en diversas fiscalías, y por delitos graves como el caso de lavado de activos, más conocida como la Comisión de Lavado de Activos Lava Jato, presuntamente cometidos por la Constructora Odebrecht por varios miles de millones de dólares sólo en el Perú, en agravio de 12 naciones americanas y una africana, en los que se encontraban seriamente comprometidos diversos presidentes de la República y políticos de las diversas naciones. 

El ex presidente García la venía librando y no tenía acusación fiscal alguna, pero sí existía alguna presunción de participación de que podría estar involucrado en la comisión de algún delito. No obstante, no presentaban pruebas o evidencias algunas y la próxima semana iban a interrogar al empresario brasileño Barata sindicado como el mediador de la entrega de sumas de dinero. Sólo son rumores y algunos dichos en los corrillos políticos. La operación captura del ex presidente fue ordenada y dirigida por el controvertido fiscal José Domingo Pérez.

 

¿CÓMO FUE SU GOBIERNO?

Alan García Pérez fue presidente constitucional de la República del Perú en los periodos de 1985 a 1990 y de 2006 a 2011, y de profesión abogado. El primero, fue un gobierno desastroso dada su juventud e inexperiencia, y el segundo fue bueno porque subieron los precios de los commodities y las exportaciones no tradicionales. No está de más hacer saber a la ciudadanía que el partido APRA (Alianza Popular Revolucionaria Americana) fue formado por quien fuera el líder del partido, Víctor Raúl Haya de la Torre, el 7 de mayo de 1924 en la Ciudad de México, por los líderes estudiantiles de aquella época.

No es la primera vez que un presidente en actividad o no, se suicida, él venía especulando sobre los apremios con que lo amenazaban los fiscales y las autoridades gubernamentales. De alguna manera, se podría expresar que era un perseguido político por parte del gobierno de turno. Tampoco podemos olvidar la gran amistad que mantenía con presidentes de naciones como los Estados Unidos Mexicanos, lugar donde fundara su partido político APRA, país donde se reunían los jefes de Estado de corte nacionalista y democráticos. Tampoco podemos dejar de mencionar la actitud demostrada por el Presidente de la República Oriental de Uruguay que le negó el asilo político un par de meses atrás. 

Es de recordar cuántos personajes presidenciales, políticos y personalidades del mundo se han suicidado al ser perseguidos por algunos jefes de Estado como el caso del austriaco Stefan Zweig, hombre de letras perseguido por Adolf Hitler, que se suicidó en Brasil en 1942; José Manuel Balmaceda, político en Chile; José María Arguedas, hombre de letras peruano; y hoy Alan García Pérez, en el Perú.

Expresar que suicidarse es una cobardía es una falacia del tamaño de una catedral, si analizamos cada caso podemos darnos cuenta, si usted tomaría la decisión de suicidarse por una enfermedad mortal o incurable, hay que ser muy macho para tomar tal decisión. Quitarse la vida por alguna situación difícil, por la que uno tendría que atravesar para tomar tamaña decisión. Se dice que “si Dios nos da la vida, es el único que puede quitárnosla”.

Dentro de unos días va a tener que declarar ante la Fiscalía peruana el ciudadano brasileño Jorge Simões Barata, empresario residente en la ciudad de Curitiba, Brasil. Éste es el presunto corruptor del desaparecido Alan García y si niega todo lo que se dice, que fue quien le pagó los millones de dólares al ex presidente hoy fallecido, ¿cómo queda la justicia peruana y brasileña? 

Alan García Pérez fue un político mundialmente reconocido y brillante orador. Debemos recordar que el acoso puede llevarnos a tomar decisiones inverosímiles.  

Imagen trackingsystems
Imagen


Logotipo Seguridad en america
VideovigilanciaControl De
acceso
Transporte
seguro
Contra
incendios
Ciberseguridad
y Ti
Seguridad
privada
Administración
de La Seguridad
Protección
ejecutiva
Seguridad
pública
El Profesional
opina
Especial
del Bimestre
Novedades
de La Industria





Cerrar