Calendario de EventosBiblioteca de RevistasBiblioteca de NewsletterBiblioteca de InfografíasGalería FotográficaVideoentrevistasColaboradoresEstadísticas

Inscríbase a la RevistaPolíticas de PrivacidadLa guía del ColaboradorContactoAnúnciate aquí






OK
ARTíCULO DESTACADO
Imagen LA PRUEBA INTEGRADA DE SISTEMAS CONTRA INCENDIOS

LA PRUEBA INTEGRADA DE SISTEMAS CONTRA INCENDIOS

Domingo 24 de Noviembre del 2019
Columna de Jaime A. Moncada

Un tema relativamente reciente en seguridad contra incendios es la prueba integrada de sistemas contra incendios. Desde siempre han existido requerimientos de pruebas de aceptación para sistemas singulares, como bombas contra incendios, sistemas de detección y alarma, y rociadores automáticos, mencionando sólo unos pocos, pero no existía una prueba que certificara que estos sistemas trabajan conjuntamente. A partir de 2015, la NFPA introdujo la NFPA 4, Norma para la Prueba Integrada de Sistemas de Seguridad Contra Incendios y Seguridad Humana (Standard for the Intergrated Testing of Fire Protection Systems and Life Safety Systems), extrayendo y reformulando los Capítulos referentes a Pruebas Integradas de la NFPA 3, una práctica recomendada ya existente sobre el Comisionamiento y Prueba Integrada de Sistemas de Seguridad Contra Incendios y Seguridad Humana.

La intención de esta norma es establecer los criterios mandatorios para las pruebas de aceptación de sistemas contra incendios, estableciendo protocolos de prueba que verifiquen que los sistemas de protección contra incendios y seguridad humana operen como deberían. Además de los protocolos para los procedimientos de las pruebas, la norma incluye definiciones como las responsabilidades de los diversos participantes, métodos y documentación para verificar la buena disposición operativa y secuencia de operación de los sistemas integrados. En términos generales, el objetivo es asegurar que aquellos sistemas activos y pasivos de seguridad humana y protección contra incendios que estén interconectados operen apropiadamente. Esta norma no repite las pruebas necesarias para sistemas individuales, sino más bien se centra en integrar las pruebas necesarias para que varios sistemas funcionen conjuntamente.

 

¿QUÉ ES Y PARA QUÉ SIRVE?

La Prueba Integrada se puede definir como una valoración de la función y operación de los sistemas de protección contra incendios y seguridad humana usando observación directa, pruebas operativas u otros métodos de monitoreo para verificar la correcta interacción y coordinación de sistemas múltiples, en conformidad con los objetivos de protección contra incendios y seguridad humana. 

Una ilustración de la utilidad de esta nueva norma es, por ejemplo, cuando se pone en marcha un centro comercial, estos que tienen galerías cubiertas y son conocidos comúnmente como malls, por su nombre en inglés. En este tipo de edificios debe existir una perfecta interacción entre el sistema de detección y alarma, el sistema de rociadores, el sistema de evacuación y el sistema de control de humos. El sistema de control de humos, el cual es muy poco común en este tipo de edificaciones en Latinoamérica, es esencial para evitar que el humo, producido por ejemplo en un incendio en una tienda, migre a la galería cubierta, la cual no sólo es la parte principal del sistema de evacuación del centro comercial, sino que a su vez intercomunica a todas las tiendas con estos productos de la combustión, sin ninguna restricción. La activación del sistema de rociadores en cualquier parte del centro comercial, o un sistema de detección de humo en el perímetro de la galería cubierta debería activar automáticamente el sistema de control de humos. Pero al activarse el sistema de rociadores, debe activarse también la bomba contra incendios, y el sistema de notificación del centro comercial. Es posible también que ciertos sistemas de aire acondicionado deben apagarse. Es decir, la prueba integrada busca certificar, a través de pruebas, que todos estos sistemas funcionan conjunta y apropiadamente.

 

NFPA 92

Para entender este procedimiento más profundamente, permítanme mencionar que la norma NFPA 92, Norma sobre Sistemas de Control de Humo establece los criterios de diseño e instalación de sistemas de extracción mecánica del humo de grandes volúmenes, los cuales en concepto tienen como objetivo evitar que la interface de la capa de humo que se colecta en la parte más alta de la galería comercial llegue a afectar la evacuación en el nivel más alto de la galería comercial. La velocidad de extracción volumétrica de humo, necesaria para que se cumpla el objetivo antes mencionado, se calcula siguiendo un análisis detallado de la física asociada con el crecimiento del incendio y su generación de humo. De esta manera, analizando la configuración de la galería comercial, la tasa de extracción de humo se diseña para que la capa de humo no descienda debajo de la altura de la cabeza de las personas evacuando en el nivel más alto abierto a la galería comercial.

El procedimiento típico es el de instalar detectores de humo (generalmente detectores de haz de luz) en las partes abiertas de la galería comercial, los cuales, una vez hayan sido operados por el humo, ponen a funcionar automáticamente el sistema de control de humo, a través del sistema de alarma. Así mismo, la operación de cualquier rociador también operaría el sistema de control de humo. Sin embargo, la operación de un pulsador manual, o un detector de humo en una tienda, no deberían operar el sistema de control de humo. Éste, además de operar ventiladores de extracción de humo, debe permitir la entrada de aire fresco en la parte inferior de la galería comercial (porque si no sería como tratar de sacar el humo de una botella, chupando aire desde su boca).

Como mencioné anteriormente, la interacción de todos estos equipos y sistemas, entre los que se encuentran detectores de humos, pulsadores manuales, rociadores automáticos, extractores de humo y paneles de entrada de aire fresco, deben ser todos operados integralmente, y deben funcionar como se estableció en los documentos de diseño. Los conceptos de Comisionamiento, como el de Pruebas Integradas, no son del todo novedosos, pues el sentido común dicta que se deben llevar a cabo en todos proyectos. Sin embargo, como alguien alguna vez dijo, el sentido común es el menos común de los sentidos, y ahora tenemos estas nuevas normas que nos recordarán, una vez más, que la seguridad contra incendios es un conjunto de cosas, que incluyen protecciones pasivas, elementos de evacuación, sistemas activos de supresión, sistemas de alarma, detección y notificación, y sistemas de control de humos, entre otros, que deben funcionar integradamente y en estricto cumplimiento de los objetivos establecidos durante la fase de diseño de los sistemas.

Como es obvio, estas pruebas integradas no deben ser la responsabilidad del instalador, sino de un ingeniero independiente, especializado en Ingeniería de Protección Contra Incendios, que en el mejor de los casos haya sido también el diseñador de la estrategia de seguridad del proyecto y de los diferentes sistemas de seguridad humana y protección contra incendios. 

NOTICIA
Imagen Suman 11 muertos tras el incendio en un hospital de Río de Janeiro

Suman 11 muertos tras el incendio en un hospital de Río de Janeiro

Viernes 13 de Septiembre del 2019
Excélsior

La cifra de muertos por el incendio registrado anoche en un hospital de Río de Janeiro se elevó hoy a 11, mientras cerca de 90 pacientes tuvieron que ser transferidos a otras unidades médicas, de acuerdo con un balance dado a conocer este viernes por los bomberos.

Imagen trackingsystems
Imagen


Logotipo Seguridad en america
VideovigilanciaControl De
acceso
Transporte
seguro
Contra
incendios
Ciberseguridad
y Ti
Seguridad
privada
Administración
de La Seguridad
Protección
ejecutiva
Seguridad
pública
El Profesional
opina
Especial
del Bimestre
Novedades
de La Industria





Cerrar