Calendario de EventosBiblioteca de RevistasBiblioteca de NewsletterBiblioteca de InfografíasGalería FotográficaVideoentrevistasColaboradoresEstadísticas

Inscríbase a la RevistaPolíticas de PrivacidadLa guía del ColaboradorContactoAnúnciate aquí






OK
ARTíCULO DESTACADO
Imagen EL DESAFÍO DEL ROBO DE CARGA  PARA LAS ORGANIZACIONES Y LA SOCIEDAD BRASILEÑAS

EL DESAFÍO DEL ROBO DE CARGA PARA LAS ORGANIZACIONES Y LA SOCIEDAD BRASILEÑAS

Martes 14 de Enero del 2020
Gustavo Dietz

Brasil avanza hacia una estadística que es motivo de vergüenza y preocupación. Y lo que es peor: la participación de Río de Janeiro en esta escalada ha sido decisiva. A pesar de la caída observada en 2018 en el ranking de 57 países, publicado por el Comité Conjunto de Carga, Brasil todavía se encuentra entre los principales países más peligrosos para el transporte de carga junto con Siria, Libia, Afganistán y otras naciones devastadas por la guerra. La pérdida sólo en 2018 fue de 2 mil millones de reales (aproximadamente 500 millones de dólares).

Otra cifra asombrosa: desde 2017, Río de Janeiro ha registrado más robos de carga que São Paulo; la cifra es aún más alarmante si consideramos que Río tiene el 38% del PIB (Producto Interno Bruto) de São Paulo, el 15% de su red de carreteras y sólo 17% de su área geográfica.

El motivo de la explosión de éstos y otros índices es uno: las grandes organizaciones criminales son cada vez más activas en el robo de carga, convirtiéndolo en una fuente de financiación. El equipo funciona de la siguiente manera: las pandillas apuntan a cargas de productos altamente líquidos y de fácil distribución. El comercio inmediato de bienes a través de una red de intermediarios y comerciantes sin escrúpulos capitaliza fuertemente a las pandillas para reinvertir los ingresos en otras modalidades criminales, como la compra de armas pesadas en la frontera, la expansión del tráfico de drogas y el contrabando de cigarrillos, por ejemplo.

 

SOUZA CRUZ

Los cigarrillos son uno de los bienes de consumo más robados del país. En Souza Cruz, líder en el mercado de producción de tabaco y cigarrillos en Brasil, la pérdida, en 2017, con el robo de carga alcanzó 100 millones de reales (aproximadamente 25 millones de dólares). En 2018 se restaron 280 millones de unidades de cigarrillos. Si se vende a mitad de precio, el comercio de cigarrillos robados generaría 51 millones de reales en ingresos para grupos criminales, lo que podría garantizar la compra de 1,275 rifles del crimen organizado.

Los incidentes de robo de carga de Souza Cruz aumentaron un 72% en tres años: de 1,335 en 2014 a 2 mil 301 en 2017, lo que llevó a la compañía a la sorprendente marca de seis ocurrencias diarias en todo el país el año pasado. Este salto se explica, en parte, por una estrategia equivocada del estado brasileño, que preveía una relación directa de causa y efecto entre un aumento en el impuesto al cigarrillo y una caída en el consumo de tabaco. El resultado es que los consumidores, con el poder adquisitivo comprometido debido a la crisis y el alto precio de los cigarrillos, migraron al producto ilegal, que alcanzó niveles sin precedentes en el país: 34% en 2013 a 48% en 2017 y 54% en 2019.

Con base en esta ecuación perversa, el valor agregado de los cigarrillos está aumentando en proporción a su atractivo para las organizaciones criminales. El resultado es un resurgimiento de la violencia en las grandes ciudades, inundado de productos ilegales, una caída en los ingresos y la creación de empleo.

La actividad criminal del robo de carga genera tres grupos de víctimas: la sociedad, incluidos miles de camioneros y conductores de carga en todo el país, que sufre de una mayor violencia callejera a medida que el crimen organizado se autofinancia con el beneficio de los robos. Pero las empresas ven que sus costos de logística aumentan y las ganancias caen en picada, ya sea porque internalizan el costo de las pérdidas o porque transfieren el gasto a los consumidores a través de aumentos de precios, sin mencionar la pérdida de competitividad y capacidad productiva, lo que resulta en una reducción de personal. Finalmente, el gobierno también se ve afectado y deja de recaudar 10 mil millones de reales (aproximadamente 2.5 mil millones de dólares) al año del mercado ilegal, dinero que podría invertirse en 102 mil hogares populares, 5 mil guarderías y 19 mil Unidades Básicas de Salud, e incluso en mejor control fronterizo y seguridad pública.

Para Souza Cruz, proteger a sus empleados y la carga es una prioridad: la compañía siempre está revisando los modelos de distribución e invirtiendo fuertemente en capacitación, apoyo legal y psicológico para sus equipos. Otro frente importante es el frente tecnológico. Las inversiones en seguridad privada se concentran en tecnología de seguimiento y monitoreo (videovigilancia y geolocalización), uso de fuentes de información abiertos, capacitación e inteligencia. Hoy Souza Cruz ya tiene un centro de experiencia que brinda información y conocimiento para la toma de decisiones en los mercados más afectados por el robo de carga.

Éstas y muchas otras iniciativas de la compañía han tenido un efecto importante, pero dependen de una agenda mucho más amplia, como un plan estratégico de seguridad a largo plazo y la inversión gubernamental. Uno de los principales obstáculos para el tema del robo de carga es el Código Penal brasileño, que data de la década de 1940 y ha estado recibiendo actualizaciones desde entonces, pero en algunos aspectos ya no es consistente con la realidad del país. Las sanciones por el delito de recibir bienes robados son leves y pueden dar lugar al pago de garantías irrisorias en comparación con el beneficio obtenido en la acción penal, además de la posibilidad de responder en libertad.

Finalmente, otro aspecto es que las Oficinas de Seguridad Pública no tratan el robo de carga como un indicador de seguridad, por lo que no hay un enfoque prioritario en combatir este modo. Sin embargo, las medidas estructurales como éstas nunca serán efectivas a menos que estén acompañadas por una campaña de concientización pública. Si, hace años, la percepción de la población de que la adquisición de productos de contrabando o robados era un delito de menor potencial ofensivo, las estadísticas de seguridad pública demuestran que esto definitivamente ya no se sostiene.

Quienes consumen productos ilegales o robados tienen su parte de responsabilidad por el creciente crimen y la violencia epidémica que afecta al país, con organizaciones altamente organizadas y esferas de acción con múltiples ramificaciones. ¡Para este mercado, Brasil definitivamente no conoce crisis! 

NOTICIA
Imagen Viva Aerobus incursiona en el transporte de carga

Viva Aerobus incursiona en el transporte de carga

Lunes 20 de Enero del 2020
El Universal

La aerolínea de bajo costo Viva Aerobus anunció su entrada al negocio de transporte de carga en alianza con Aerocharter. Este servicio llamado Viva Cargo será de bajo costo, de la misma manera que opera el transporte de pasajeros.

NOTICIA
Imagen Quién es quién del robo al autotransporte de carga

Quién es quién del robo al autotransporte de carga

Lunes 20 de Enero del 2020
Revista Autotransportes

Para noviembre del año pasado, el robo a autotransporte de carga sumaba 10,639 denuncias a nivel nacional, de las cuales el 73% se realizó en Estado de México, Puebla y Michoacán, según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Imagen
NOTICIA
Imagen Aplicarán a transporte de carga regulación de pesos y medidas: EAR

Aplicarán a transporte de carga regulación de pesos y medidas: EAR

Lunes 20 de Enero del 2020
El Occidental

Aunque se decidió revertir el cobro a transportistas de 6 mil pesos por circular en el Área Metropolitana de Guadalajara (AMG), la restricción horaria, así como la regulación de pesos y medidas aplicará para el gremio, refirió el gobernador Enrique Alfaro Ramírez.

NOTICIA
Imagen Enrique Alfaro cancela cobro a transporte de carga

Enrique Alfaro cancela cobro a transporte de carga

Lunes 20 de Enero del 2020
El Informador

El gobernador Enrique Alfaro anunció la cancelación del cobro que entró en vigor el 1 de enero a las unidades de transporte de carga que circulan en la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG) entre las 06:00 y 09:00 horas.

Imagen


Logotipo Seguridad en america
VideovigilanciaControl De
acceso
Transporte
seguro
Contra
incendios
Ciberseguridad
y Ti
Seguridad
privada
Administración
de La Seguridad
Protección
ejecutiva
Seguridad
pública
El Profesional
opina
Especial
del Bimestre
Novedades
de La Industria





Cerrar