Calendario de EventosBiblioteca de RevistasBiblioteca de NewsletterBiblioteca de InfografíasGalería FotográficaVideoentrevistasColaboradoresEstadísticas

Inscríbase a la RevistaPolíticas de PrivacidadLa guía del ColaboradorContactoAnúnciate aquí






OK
ARTíCULO
Imagen LA IMPORTANCIA DE PERFECCIONARNOS EN  EL COMPORTAMIENTO HUMANO

LA IMPORTANCIA DE PERFECCIONARNOS EN EL COMPORTAMIENTO HUMANO

Miércoles 12 de Enero del 2022
EL TIGRE TIENE RAYAS

ANÉCDOTA

Quiero compartirles una experiencia que tuve cuando era director de Seguridad en una expo en el Poliforum, en León, Guanajuato, en una ocasión durante la etapa de montaje del evento de SAPICA, sucedió que en la entrada de materiales más grande que había para el ingreso de todo el montaje, los guardias asignados de control, no llevaban registro porque era imposible hacerlo (todo era mediante acreditaciones y gafetes), observé que los elementos por iniciativa estaban pidiendo credenciales para dar ingreso, les comenté que no lo hicieran, porque era demasiada gente y se iba a perder una credencial, me dijeron que sí, pero siguieron haciéndolo. Y ocurrió lo que les dije, se les perdió una licencia de manejo de una persona de Irapuato (afortunadamente, porque si hubiera sido fuera del estado era peor), obviamente la persona se enojó y comenzó a gritarle a los guardias, yo estaba en una cortina de acceso de materiales aproximadamente 150 mts. de donde estaban, y me avisaron de lo sucedido y de la molestia, pidieron mi intervención y les comenté que como no siguieron la recomendación que les indique, tenían que darle solución, me dijeron que ellos lo solucionaban.

Yo sabía que no podrían, y no pasaron dos minutos cuando me volvieron a mencionar lo mismo, y que estaba más enojado, entonces uno de los supervisores que tenía de apoyo me comentó que él podía solucionarlo, le comenté que no estaba preparado para solucionar el conflicto, pero me dijo que sí. “Ve, entonces”, le dije. Lo vi caminar hasta la posición y no pasaron ni cinco minutos ¡cuando me habló mencionando lo mismo! Que si yo podía acercarme a ver el asunto (me dio risa, porque se los dije, y no es que yo sea adivino, pero mi entrenamiento y experiencia me permitieron ver lo que iba a pasar).

Caminé entonces a la posición y vi que en la entrada estaba uno de los guardias y mi supervisor tratando de moderar el asunto, desde la distancia se notaban tres personas de las cuales una era la más tranquila y otra era la que estaba furiosa (se notaba en su lenguaje corporal: manos cruzadas al pecho, alzando la voz, respirando como toro), cuando mi personal me vio, me endosó el problema señalándome (nuevamente me dio risa), entonces las tres personas se acercaron a mí y yo le dije al supervisor: “Acércate y ve cómo se hace, ya me endosaste la bronca”, saludé a las tres personas con una sonrisa y estirándoles mi mano derecha, esto con el fin de romper la tensión y lograr cordialidad para la negociación.

Me presenté: “Yo soy Omar Ballesteros, jefe de Seguridad de la expo”, y noté que sólo una seguía renuente y furiosa, me saludó por educación, pero seguía furiosa, les comenté que era una pena el extravío de la credencial (no iba a decir: ¿Qué se les ofrece? Sería un insulto, porque se supone que yo ya estaba enterado por el radio y lo mejor era dar solución pronto) y que era toda la intención solucionar su necesidad, por lo que les pido una disculpa (lo del César al César), y entonces pasó una cosa muy curiosa, pregunté de quién era la credencial y la persona más tranquila de todos era el afectado, dicho joven (porque no pasaba de 20 años), me dijo: “No hay problema sólo que sí necesito la licencia”.

La persona furiosa (aproximadamente un hombre de 33 años) se enojó todavía más, porque estaba preparado para el pleito y al no lograrlo dio un enorme suspiro y le dijo: “Velo tú, entonces” y se retiró, jamás hubiera pensado que él no era la persona afectada, el joven y yo nos pusimos de acuerdo para un día en Irapuato llevarlo a sacar su reposición de la licencia y se retiró satisfecho.

Esta experiencia me gusta mucho compartirla al inicio de mis conferencias, porque me permite ejemplificar la importancia de perfeccionarnos en las habilidades sociales, estudiar y aprender más del comportamiento humano nos permite predecir hasta cierto punto, la siguiente reacción de la persona, al saber esto podemos prepararnos para la respuesta.

Los supervisores de campo son excelentes para la atención del personal operativo, pero no siempre son las personas adecuadas para entenderse con el cliente, y es por eso que los gerentes de Operaciones viven en un constante estrés por estar recibiendo quejas de los clientes por errores del personal de operaciones, pero más aún por las respuestas de los supervisores: “No sé, déjeme verlo con el jefe (o director en su caso)”.

Cuando el cliente lo que quiere es una respuesta en ese momento, me gusta usar esta frase: “No me molesta esperar, me molesta no saber por qué tengo que esperar”, lo mismo pasa con los clientes molestos y todos sabemos que hay de todo.

En estos años perfeccionando mis habilidades en lenguaje corporal para el liderazgo de mis dos empresas, me han permitido poder sortear los retos que como presidente del Gremio de Seguridad Privada se me presentan, porque una cosa son las personas que están bajo tu mando, porque están en la nómina (y parece que por eso te tienen que hacer caso, aunque muchas veces no pasa), y otra las personas de un consejo donde nadie está dentro de tu empresa, sino que tienes que lograr el convencimiento y eso es todavía más difícil, porque tienes que ver los sentimientos que cada uno tiene, ya que puede existir mucho miedo, coraje, etc.; esos sentimientos no permiten llegar a acuerdos y consensos, porque mientras alguien está alegre, otro está molesto y esos dos sentimientos chocan.

CONFIANZA

Me permito tocar estar parte, porque la confianza es un elemento muy determinante para que un grupo de personas logren sus metas, todos tenemos una noción de lo que significa, pero ¿qué es la confianza? Es la esperanza firme que una persona tiene en que algo suceda, sea o funcione de una forma determinada, o en que otra persona actúe como ella desea; en sociología y psicología social, la confianza es la creencia en que una persona o grupo será capaz y deseará actuar de manera adecuada en una determinada situación y pensamientos.

La confianza se verá más o menos reforzada en función de las acciones y valores. Si te das cuenta son definiciones emocionales intangibles, la esperanza y la creencia son elementos que hoy son difíciles de tener, es decir, hay mucha gente desesperanzada y están dentro de un consejo, de ahí vas a obtener palabras como: “No te creo”, apatía, resistencia; si no creen en nada, también tendrás respuestas como: “No lo creo”, “siento que no es así”. Nos encontramos con renuncias en nuestros ideales, mientras que tú puedes estar plenamente convencido, encontramos aquellos que siempre están en discordia con todo, nada les parece, o peor, no tienen propuestas.

No puedes negar que así pasa y es posible que te haya pasado, la confianza se logra a través de nuestro lenguaje corporal hablándole al subconsciente de una audiencia, si no sabes del tema te invito a buscar a Freud y cómo funciona la psique y sus estados de conciencia.

La confianza se afianza más cuando hacemos contacto con las personas: tocar el hombro, saludar viendo a la cara, sonriendo al mismo tiempo que estrechamos las manos, etc.

Debemos saber distinguir los sentimientos peligrosos de los que nos alientan, el coraje es uno de los sentimientos más peligrosos debido a que una persona con coraje puede reaccionar impulsivamente (como pasa en el congreso cuando se están golpeando) y por un momento, estando consciente, busca el daño, pero después cae en la “inconsciencia” y se vuelve instinto animal, y al terminar la etapa de furia vuelven a su conciencia y dice: “¿Qué hice?”, pasa en las películas.

Imagina que en tu grupo de supervisores existe ese coraje entre ellos, es obvio que la operación se verá afectada, porque uno estará siempre en contra del otro, y cuando un supervisor necesita de otro no lo apoyará aunque sí pueda, lo mismo pasa cuando no hay alegría en un consejo de personas, busca siempre promover la alegría, este sentimientos es el más aceptado por todos, como líder del consejo, y aunque esté molesto por algo, tienes que transmitir alegría, este sentimiento siempre es atractivo, todos lo buscan y más cuando en su vida existe la monotonía.

Pero, ¿cómo transmitir la alegría si no la tenemos? Ese es un reto que debes lograr y superar, la rutina y costumbre matan la alegría, una persona que se ríe de todo es una persona desesperada por afecto, aunque su risa parece demostrar felicidad, no lo es, pero ese es otro tema.

Quiero terminar este artículo mencionando una frase: “Es difícil dirigir la caballería si piensas que te ves gracioso montando a caballo” - Adlai E. Stevenson II, político estadounidense.

Imagen Roadshow
ARTíCULO DESTACADO
Imagen EMPRESAS DE SEGURIDAD INNOVADORAS Y SOSTENIBLES

EMPRESAS DE SEGURIDAD INNOVADORAS Y SOSTENIBLES

Miércoles 19 de Enero del 2022
Alfredo Ortiz Ramón

Algunas empresas, incluso, se vienen alineando a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU y están trabajando conceptos como la igualdad de género, conservación del medio ambiente, buena salud y bienestar de sus trabajadores, entre otros.

Imagen


Logotipo Seguridad en america
VideovigilanciaControl De
acceso
Transporte
seguro
Contra
incendios
Ciberseguridad
y Ti
Seguridad
privada
Administración
de La Seguridad
Protección
ejecutiva
Seguridad
pública
El Profesional
opina
Especial
del Bimestre
Novedades
de La Industria





Cerrar