Calendario de EventosBiblioteca de RevistasBiblioteca de NewsletterBiblioteca de InfografíasGalería FotográficaVideoentrevistasColaboradoresEstadísticas

Inscríbase a la RevistaPolíticas de PrivacidadLa guía del ColaboradorContactoAnúnciate aquí






OK
ARTíCULO DESTACADO
Imagen Cuidado con el Falso Empoderamiento

Cuidado con el Falso Empoderamiento

Miércoles 23 de Septiembre del 2020
Pablo Ortiz-Monasterio Ruffo

Uno de los más grandes riesgos que percibimos no es tanto la falta de entrenamiento, sino el mal entrenamiento o entrenamiento mal enfocado, porque este genera un falso empoderamiento o exceso de confianza en la persona que termina creyendo tener habilidades que en realidad no tiene.

Los cursos que pretenden convertir a un escolta promedio en un comando, sometiéndolo a protocolos de entrenamiento de las fuerzas especiales de algún país de alto renombre militar, son en realidad una vulnerabilidad, ya que generan en el individuo paradigmas erróneos (ver “¿Por qué es probable que estés entrenando mal de acuerdo con la ciencia?” en: www.securitydriving.mx).

EL PRINCIPAL FACTOR QUE CONSIDERAR ES EL TIEMPO

La mayoría de los programas privados de entrenamiento tienen una duración de unas cuantas horas, y en el mejor de los casos llegan a unos cuantos días, ¿cómo invertimos este tiempo?

Malcolm Gladwell, en su libro Outliers, asegura que cualquier especialista requiere de 10 mil horas de práctica para poder dominar una habilidad, esto es un poco pretencioso, pero si tomamos los estándares de las fuerzas armadas norteamericanas como punto de partida, esto es lo que tiene que invertir un candidato en entrenamiento, sólo para ser admitido en el programa:

 

Air Force Basic Military Training 7.5 semanas
Army Basic Combat Training 9 semanas
Coast Guard Recruit Training 8 semanas
Marine Corps Recruit Training 12 semanas

 

Con base en lo anterior, podemos concluir que por más que parezcan legítimas las credenciales de un instructor que promete entrenamientos extremos de tácticas militares para protección a funcionarios, éstos sólo proporcionarán una muy limitada experiencia para el alumno, y no se logrará establecer ninguna habilidad real.

Pero lo más peligroso de todo es que el alumno saldrá convencido de que lo que aprendió lo ha preparado prácticamente para combate, cuando la realidad es que esto es un engaño.

TIPOS DE COMPETENCIA

Tanto el US Army Institute for the Social and Behavioral Sciences como el Teniente Coronel Dave Grossman coinciden que todos los seres humanos somos vulne- rables a los efectos del estrés, sobre todo aquel que es inducido por miedo. Y si alguien cree que al momento de una crisis va a actuar a la altura de sus expectativas, está muy equivocado. El mejor combatiente vivirá hasta la altura de su capacitación y nada más.

Existen tres grados de competencia1 (no confundir con los cuatro escalones de la competencia):

1. Incompetencia Consciente. La mayoría de los jóvenes que llegan a entrenamiento en armas de fuego, llegan convencidos de que son expertos tiradores. Es el trabajo del instructor convencerlos de su ignorancia. Muchos instructores de tiro te dirán que las mujeres son mucho más fáciles de entrenar, porque saben que necesitan aprender, saben que son ignorantes y están dispuestas a escuchar. Son mucho más fáciles de entrenar porque ya están en el nivel de Incompetencia Consciente.

2. Competencia Consciente. Puedes hacer lo correcto, pero lo tienes que pensar. Esto está bien en muchas tareas, pero para habilidades de vida o muerte que deberán ser llevadas a cabo bajo estrés, no es suficiente.

3. Competencia Inconsciente. Este es el nivel más alto de maestría. Como lo puso el artista marcial Bruce Lee: “Apréndetelo hasta que se te olvide”. Esto es lo que es realmente el piloto automático. Esta es la finalidad del entrenamiento de un guerrero.

DESPLIEGUE DE CONOCIMIENTO

Es imposible que una persona sea experta en todo, sin embargo, es imprescindible que la persona que instruirá a un agente de protección o a cualquier persona, sea un especialista en el tema de la habilidad que pretende crear en el individuo (incluso apegado al principio de Malcolm Gladwell). Si se trata de primeros auxilios, no podemos pretender que alguien más que un paramédico certificado sea el que lo imparte, si se trata de manejo evasivo, deberá ser un conductor profesional y no una persona que porque lleva años manejando ya cree que es experta (esta última caería en la Incompetencia Inconsciente que es todavía peor que la Incompetencia Consciente).

La persona responsable de inculcar en el alumno la habilidad necesaria para su desempeño, y para lograr la Competencia Inconsciente que tanto buscamos, debe de entender su tema profundamente y ser capaz de transmitir este conocimiento de manera práctica para que el estudiante realmente se beneficie (ver “¿Cómo se adquiere una habilidad?” en: www.securitydriving.mx).

CONCLUSIÓN

No permitas que tu equipo salga a la calle pensando que puede hacer cosas que no puede hacer, esto pondrá en gran riesgo al principal ya que la manera en la que su equipo de protección reaccionará, tendrá que ver con su entrenamiento y no con el sentido común que todos creemos poseer.

Dicho lo anterior, cualquier programa de entramiento debe de tener como finalidad la “Competencia Inconsciente” en el individuo, por lo tanto, los pasos necesarios para definir un programa de entrenamiento son:

1. Definición de necesidades Esto parte de un análisis de riesgos objetivo del activo a proteger. ¿Cuál es el riesgo al que estará expuesto? (no sólo el activo a cuidar, sino el agente de protección también):

En un análisis normal de riesgos, cualquier principal estará expuesto muchas veces más a un accidente de tránsito, o a una emergencia médica que a un atentado.

Con base en lo anterior, ¿cuáles son las habilidades que debe tener?

a. Primeros auxilios.

b. Conducción evasiva.

c. Manejo de armas.

d. Contravigilancia.

e. Control de multitudes.

f. Protección de personalidades.

g Técnicas de combate.

h. Rescate en montaña.

i. Rescate acuático.

j. Medicina de combate (hemorragias, etc.).

k. Atención de trauma.

l. Combate de incendios.

2. Definición de recursos

Una vez identificadas las necesidades claras, y habiendo definido las prioridades en relación al riesgo (de acuerdo a la ecuación anterior), entonces el siguiente paso es definir los recursos con los que se cuenta, esto implica: Presupuesto económico: ¿cuánto dinero tienes disponible para formar a tu equipo?

a. Disponibilidad de tiempo: realmente, ¿cuántas horas al año puedes destinar a capacitación por persona?

b. Esto es importante ya que el tiempo muchas veces es el factor mas limitado para un equipo de protección.

3. Definición del programa Una vez definido todo lo anterior, es indispensable entender que una habilidad una vez desarrollada, de acuerdo con el US Navy, tiene una vida media de seis meses y comenzará a aminorar su eficiencia hasta desaparecer completamente en un lapso de un año aproximadamente.

Y es por esto que, cualquier miembro de la Marina de Estados Unidos requiere de entrenamiento cada seis meses.

Aunque en el sector privado esto podría parecer poco realista, hay que tener presente esta realidad y diseñar programas de capacitación que construyan sobre sí mismos, de manera que se logre crear y mantener un nivel de Competencia Consciente (Ver “¿Por qué los mejores entrenamientos son repetitivos año con año?” en: www.securitydriving.mx).

ARTíCULO DESTACADO
Imagen Trustgroup

Trustgroup

Miércoles 30 de Septiembre del 2020
Patricia Jiménez López

Con una trayectoria de 14 años en el mercado mexicano, actualmente con un amplio portafolio de servicios integrales de seguridad a personas, empresas y gobierno con estrictos estándares de calidad, privacidad y confidencialidad y con los permisos de las secretarías de Gobernación y Defensa Nacional para la portación de armas de fuego en sus distintas modalidades en territorio mexicano; Trust Group ha logrado establecerse como un referente en el mercado como sinónimo de calidad y confianza, a través de sus servicios: En Seguridad, ?Nadie Conoce México como Nosotros?

Imagen Roadshow
ARTíCULO DESTACADO
Imagen La Disciplina del Protegido

La Disciplina del Protegido

Miércoles 23 de Septiembre del 2020
David Chong Chong

Cualquier medida de protección en seguridad implica la imposición de alguna forma de restricciones a los patrones de actividad "normales", y su potencial y perspectivas de efectividad están determinadas por el nivel de cumplimiento de tales restricciones, en particular lo que compete a la conducta del protegido, en lo que se puede establecer como la disciplina del protegido.

Imagen Sepsisa


Logotipo Seguridad en america
VideovigilanciaControl De
acceso
Transporte
seguro
Contra
incendios
Ciberseguridad
y Ti
Seguridad
privada
Administración
de La Seguridad
Protección
ejecutiva
Seguridad
pública
El Profesional
opina
Especial
del Bimestre
Novedades
de La Industria





Cerrar