Calendario de EventosBiblioteca de RevistasBiblioteca de NewsletterBiblioteca de InfografíasGalería FotográficaVideoentrevistasColaboradoresEstadísticas

Inscríbase a la RevistaPolíticas de PrivacidadLa guía del ColaboradorContactoAnúnciate aquí






OK
ARTíCULO DESTACADO
Imagen EL CRIMINÓLOGO Y  LA APLICACIÓN DE LAS TEORÍAS  DE LA CRIMINALIDAD EN LA GESTIÓN DE RIESGOS ORGANIZACIONALES

EL CRIMINÓLOGO Y LA APLICACIÓN DE LAS TEORÍAS DE LA CRIMINALIDAD EN LA GESTIÓN DE RIESGOS ORGANIZACIONALES

Domingo 29 de Noviembre del 2020
Juan José Martínez Bolaños

CRIMINOLOGÍA Y SEGURIDAD CORPORATIVA

La criminología tiene como objeto de estudio la conducta antisocial o desviada, así como los factores que intervienen en la génesis y dinámica de la misma. En este sentido, y como lo explicara el Dr. Carlos Alberto Elbert (2007), entenderemos a las conductas antisociales como aquellas socialmente problemáticas, y consecuentemente —en la mayoría de los casos— tipificadas como delitos. En razón de lo anterior podemos asumir cuál es la labor principal de un criminólogo en la sociedad, y la cual podemos resumir en las siguientes tres tareas: 1) la búsqueda incansable por la explicación científica del crimen (o conductas desviadas); 2) los métodos para lograr prevenirlo, perseguirlo y resarcirlo; y 3) la tarea inconmensurable de atender a las víctimas y a sus victimarios. 

La aplicación de la criminología al sector corporativo tuvo una de sus primeras acepciones en México con el renacimiento de las Criminologías específicas, donde Wael Hikal consideró a la Criminología laboral como: “[…] La rama de la Criminología General dedicada al estudio de las conductas antisociales que pueda presentar alguna persona en el desarrollo o desde antes de realizar cierto tipo de trabajo. La violencia en el medio laboral tiene expresiones diversas: acoso, hostigamiento sexual, rechazo, discriminación salarial y contractual, así como relegación a tareas subordinadas y de servicio, entre otras” (Hikal, 2009, p. 141).

En la actualidad propongo el siguiente concepto para definir a la Criminología Corporativa, entendiendo ésta como: la especialización de la criminología que estudia las conductas antisociales, anti-organizacionales o delictivas que se generan al interior, al entorno, o que impactan a una organización, así como los factores que intervienen en ellas, con el objeto de gestionar los riesgos y diseñar políticas de seguridad que coadyuven al cumplimiento de sus objetivos. 

Como podemos observar, la criminología en esta especialidad de aplicación corporativa, representa una oportunidad para la intervención de los criminólogos en la gestión de seguridad para las organizaciones. El perfil del criminólogo podría aportar de manera significativa por su mera naturaleza e inherente objeto de estudio: la conducta antisocial. Sin embargo, para lograr lo anterior es necesario conseguir la sistematización del conocimiento respecto al estudio del sujeto desviado, antisocial y delincuente, así como las formas de intervención para detectar, prevenir y controlar estas conductas. 

 

LA GESTIÓN DEL RIESGO EN SEGURIDAD CORPORATIVA

El riesgo puede denominarse, de acuerdo al estándar ISO 31000, como el efecto de la incertidumbre sobre los objetivos específicos de una organización. Un efecto es una desviación respecto a lo previsto. Puede ser positivo, negativo o ambos, y puede abordar, crear o resultar en oportunidades y amenazas. En razón de lo anterior, la gestión del riesgo se refiere a las actividades coordinadas para dirigir y controlar una organización con relación a los riesgos de ésta. La gestión del riesgo está íntimamente ligada con los objetivos de las organizaciones (púbicas o privadas), de todos los tipos y tamaños, ya que éstas se enfrentan a factores e influencias (externas e internas) que generan incertidumbre en el proceso de cumplimiento de sus objetivos (Organización Internacional de Normalización, 2018). 

Durante todo el proceso de la gestión de riesgos, y específicamente en aquellos que provienen de conductas deliberadas, antisociales o delictivas que amenazan los objetivos de la organización como pudieran ser: el robo de activos, el sabotaje de equipos o instalaciones, riñas, fraudes, delitos financieros, o aquellos en general que pudieran comprometer la integridad física de los colaboradores o activos, el análisis delictivo de las causas y comprensión del crimen será una herramienta inconmensurable para poder generar una gestión de riesgos eficiente. La criminología como se mencionó con antelación, es la ciencia que se encarga del estudio del crimen, el criminal y la criminalidad, sus causas y los medios de prevención y tratamiento de los mismos. Es por ello que desde esta disciplina científica se pueden gestar diferentes teorías para comprender el fenómeno delictivo.

 

TEORÍAS DE LA CRIMINALIDAD Y EL ENFOQUE SITUACIONAL

A continuación, se describirán grosso modo algunas teorías de la criminalidad que intentan describir el fenómeno delictivo, principalmente enfocándonos en aquellas propuestas por la Criminología Ambiental y las cuales desmenuzan de manera muy sustanciosa los autores españoles César San Juan Guillén y Laura Voz Mediano en su obra Criminología Ambiental, la Ecología del Delito (2013). La Criminología Ambiental, las teorías de la criminalidad y prevención situacional vienen desarrollándose a través de la historia gracias al aporte de múltiples autores que, sólo por mencionar algunos, podemos citar a Adolfe Quetelet, Bélgica (1820); Andre Michel Guerry, Francia (1850); Ray Jeffery, Estados Unidos, (1971); Oscar Newman (1972); Ronald V. Clarke, Estados Unidos (1970); Lawrence E. Cohen y Marcus Felson, Estados Unidos (1979). 

• Teoría de las Actividades Rutinarias (patrón conductual). Esta teoría se centra en el análisis de los patrones delictivos respecto al tiempo, espacio y forma. El delito mantendrá patrones repetitivos respecto a estos tres factores y dependerán de los estilos de vida y rutinas diarias. Si el analista es capaz de conocer los usos y costumbres de una determinada comunidad, y siempre y cuando soporte sus deducciones en estudios estadísticos podrá prever el delito aplicando esta teoría. Con sustento en estos preceptos se pueden instaurar y actualizar contramedidas que prevengan el delito de acuerdo a los patrones que se vayan identificando durante el paso del tiempo.

• Teoría de las Ventanas Rotas. Esta teoría explica la importancia que tiene el mantenimiento de instalaciones como método de prevención del crimen. De acuerdo a un experimento que realizó Philip Zimbardo en el año 1969 en la Universidad de Stanford (Estados Unidos) al dejar un vehículo con evidentes señas de abandono como las ventanas de cristal rotas en un barrio marginado económicamente. Al poco tiempo el coche sufrió vandalismo y hurto de sus partes hasta quedar completamente desbalijado. 

El mismo ejercicio se realizó en un barrio de clase económica alta, dejando el coche en el sitio pero esta vez sin señas evidentes de abandono. Como resultado se obtuvo que el vehículo no sufrió ningún tipo de vandalismo, sin embargo, fue suficiente con romper una de sus ventanas para que de igual forma a los pocos días el vehículo fuera hurtado y desbalijado.

Las conclusiones de esta teoría explican que el desorden, la suciedad, el abandono de instalaciones o activos, motivan a la delincuencia, por lo tanto, un sistema óptimo de mantenimiento puede ser un factor clave en la prevención del delito. 

• Teoría de los Objetivos Atractivos (VIVA). Esta teoría se centra en el análisis de los objetivos que sufren alguna consecuencia de la delincuencia, principalmente aplicada al delito de robo, considerando cuatro factores que determinarán la vulnerabilidad de un activo para ser robado: visibilidad, inercia, valor y acceso. En este sentido un activo atractivo y por ende con una alta vulnerabilidad sería aquel que tenga una alta visibilidad y pueda ser visto por una gran cantidad de personas o sea expuesto. 

Asimismo, deberá tener una inercia alta, es decir, que sea un objeto que se pueda mover con facilidad. Es más fácil robar un celular que puedes mover y ocultar rápidamente, a diferencia de un refrigerador de tamaño considerable y de gran peso. También son más susceptibles de ser robados los objetivos que tienen un valor alto, tanto en el sentido monetario o en la demanda y utilidad. 

Por último, se analiza el acceso del activo, entre más personas tengan acceso a un objetivo éste será más vulnerable. Así los objetivos que se encuentran en una caja fuerte con cierto nivel de seguridad serán menos vulnerables en comparación con un activo que se encuentra protegido por una vitrina de cristal. 

• Teoría de la Elección Racional. Esta explicación del crimen se acoge a un principio fundamental: el delincuente es un ente racional, valora el beneficio vs. el riesgo de cometer la conducta delictiva. Por lo tanto, esta teoría propone los siguientes postulados: 

1. El factor determinante para que un delincuente cometa un delito será el ambiental aún más que el cultural o educacional.

2. Las conductas delictivas se repetirán si hay condiciones ambientales similares en diferentes entornos.

3. El grado de inmediatez o demora en la obtención de los beneficios o de las consecuencias serán factores determinantes para desmotivar a un delincuente.

4. El grado de certeza o incerteza para saber si se obtendrá o no un beneficio o una consecuencia serán factores que el delincuente tomará en cuenta para elegir los activos y las víctimas que atacará. 

 

CONCLUSIÓN: LA IMPORTANCIA DEL CRIMINÓLOGO EN LA SEGURIDAD CORPORATIVA

En los párrafos anteriores se argumentó sobre el objetivo de la criminología como ciencia general que estudia el fenómeno criminal. También se puntualizó sobre la especialidad de la criminología que orienta su aplicación hacia el estudio de las conductas antisociales y delictivas que se generan entorno a una organización pública o privada, haciendo énfasis en las empresas, es decir, la Criminología Corporativa. 

El proceso de la gestión de riesgos de una organización resulta protagonista al momento de hablar sobre seguridad corporativa, y el proceso de gestionar riesgos se enriquece con el aporte de las teorías de la criminalidad a través de las cuales se puede explicar, entender y a su vez gestionar de una manera más eficiente las fuentes de riesgo que tienen que ver con las conductas deliberadas, antisociales o delictivas, por ende, la participación del criminólogo (especializado en la seguridad corporativa) resulta ser muy importante a la hora de diseñar un sistema integral de seguridad para las empresas, organismos o instituciones. Es por lo anterior, entre muchas otras cosas más, que el criminólogo tiene un lugar indispensable laborando dentro de las empresas. 

 

REFERENCIAS

- Elbert, C. (2007). Manual Básico de Criminología. Eudeba. 

- Hikal, W. (2009). Introducción al Estudio de la Criminología. Porrúa.

- San Juan, C. y Vozmediano, L. (2010). Criminología Ambiental, la Ecología del Delito. UOC. http://site.ebrary.com/id/10664792?ppg=2

- Organización Internacional de Normalización (2018). ISO 31000:2018 Gestión del riesgo. ISO. https://bit.ly/2KRpldz

 

ARTíCULO DESTACADO
Imagen LAS FALSAS NOTICIAS Y LA SEGURIDAD

LAS FALSAS NOTICIAS Y LA SEGURIDAD

Jueves 21 de Enero del 2021
Diofanor Rodríguez Lozano

Este es realmente un problema de seguridad, envuelto en varios contextos, como el legal, económico y reputacional, debido a que el problema de las falsas noticias se extiende mucho más allá de las imágenes y videos.

Imagen Roadshow
ARTíCULO DESTACADO
Imagen JUEGOS DE EMPRESAS

JUEGOS DE EMPRESAS

Miércoles 20 de Enero del 2021
Erick Martínez / Staff Seguridad en América

Para saber qué decisiones tomar en situaciones adversas o de crisis, es siempre bien visto que las empresas tengan un plan de acción o contingencia, pero en la actualidad apuestan por prepararse jugando.

Imagen Sepsisa


Logotipo Seguridad en america
VideovigilanciaControl De
acceso
Transporte
seguro
Contra
incendios
Ciberseguridad
y Ti
Seguridad
privada
Administración
de La Seguridad
Protección
ejecutiva
Seguridad
pública
El Profesional
opina
Especial
del Bimestre
Novedades
de La Industria





Cerrar