Calendario de EventosBiblioteca de RevistasBiblioteca de NewsletterBiblioteca de InfografíasGalería FotográficaVideoentrevistasColaboradoresEstadísticas

Inscríbase a la RevistaPolíticas de PrivacidadLa guía del ColaboradorContactoAnúnciate aquí






OK
ARTíCULO DESTACADO
Imagen EDIFICIOS SINGULARES (NEURÁLGICOS)

EDIFICIOS SINGULARES (NEURÁLGICOS)

Sábado 12 de Junio del 2021
Gabriel Esteban Escobar González

Recientemente México tuvo un lamentable acontecimiento que trascendió de manera global debido a un incendio ocurrido en las instalaciones del Puesto Central de Control (PCC) del sistema de transporte Metro (tren metropolitano) ubicado en el corazón de la Ciudad de México, los hechos ocurridos durante la madrugada del pasado 9 de enero del año en curso, dejaron en claro la importancia que tienen los edificios de esta naturaleza considerados neurálgicos.

El PCC es centro de trabajo cuya función principal es el monitoreo de los diversos trenes del sistema de transporte colectivo Metro, para garantizar que opere oportuno y correctamente, otra función es cortar el suministro de energía eléctrica a las vías en caso de peligro inminente o bien, para efectos de mantenimiento, el PCC funciona con personal que cubre las 24 horas los 365 días del año para dar servicio a las diversas líneas que recorren toda la Ciudad de México, ofreciendo servicio de trasporte público a más de 4.6 millones de personas diariamente, esto representa el primer medio de transporte y movilidad para la gran ciudad y por consecuente la interrupción de su funcionamiento causó estragos.

Este centro fue inaugurado en el año de 1969 en ese entonces con tecnología de punta y en la parte electromecánica eran de primer nivel, hoy en día con casi 52 años de servicio las instalaciones siguen muy similares, la obsolescencia es evidente, pues el tiempo los alcanzó y puso a flote las deficiencias el 9 de enero.

¿POR QUÉ SE ORIGINÓ EL INCENDIO?

Según los reportes de fuentes de información abiertas, eran las 05:40 horas aproximadamente cuando comenzó el incendio en el sótano 1 de un edificio de seis niveles, en el lugar se ubica el sistema de distribución eléctrica (transformadores), a decir de los medios de comunicación el incendio se origina en un transformador de baño de aceite, cabe mencionar que este tipo de transformadores a diferencia de los “secos” suelen ser más susceptibles de incendio si no se cuenta con el mantenimiento adecuado. A reserva de que las autoridades competentes hagan público el reporte de lo que originó el incendio; se puede opinar y presumir que éste tuvo lugar por las siguientes razones:

1. No hubo prevención en las fallas por falta de mantenimiento y obsolescencia en los equipos.

2. No obstante de cumplir con los mantenimientos adecuados y renovación de equipos, aún existe el riesgo que aunque sea menor se debe considerar, en este caso el edificio del PCC fue diseñado de manera incorrecta para reaccionar ante un desalojo, ya que el sistema de distribución eléctrica debe ubicarse en lugares que no afecten la evacuación, además de que la arquitectura debe cumplir con retardar la propagación de un incendio entre los niveles, es decir, contener lo más posible para permitir el desalojo e intervención de los cuerpos de emergencia.

3. No se tiene la certeza si tenían programas de simulacros de evacuación en caso de incendio o explosión, lo cierto es que la forma de reaccionar de las personas que en su momento ocupaban el edificio consistió en un sentido de supervivencia al intentar subir a los siguientes pisos, ya que la ruta de evacuación no fue una opción por el incendio y humo.

Las fuentes de información abiertas comentaron que los cuerpos de emergencia, principalmente los bomberos intervinieron 40 minutos después del inicio del incendio y 12 horas más tarde lograron controlarlo, con un lamentable saldo donde perdió la vida una policía femenil, 31 empleados afectados y algunos lesionados, daños estructurales al edificio, 215 trenes fuera de operación que corresponden a las seis principales líneas de 12 que existen actualmente, dejando sin transporte a cientos de miles de usuarios.

Ahora bien, este caso que analizamos es en el sector gubernamental, en las organizaciones de la iniciativa privada existen edificios similares que se consideran neurálgicos, ya que albergan a cientos de miles de colaboradores o bien su propia operativa los vuelve en similitud a un PCC, por ejemplo:

• Centros de procesamientos de datos.

• Call Center.

• Grandes corporativos.

La importancia del óptimo funcionamiento de estos edificios resulta de asegurar la operativa de grandes organizaciones y desde luego la seguridad de las personas que laboran en sus instalaciones, por ello, se deben considerar los más altos estándares durante su construcción y posteriormente en su conservación y mantenimiento, planes para la atención de emergencias y protección civil. Adicional, buscar certificaciones de terceros que evalúen de manera preventiva el correcto cumplimiento o en su caso nos permitan identificar áreas de mejora para su pronta corrección, el costo de no hacerlo dará como resultado poner en riesgo la integridad de las personas y pérdidas millonarias.

Un claro ejemplo fue la descarga del sistema de extinción en un data center en Australia1, se trata de la empresa Global Switch dedicada a proveer servicios dentro de sus centros de procesamiento de datos a diversas organizaciones, a decir de la nota se activó el sistema de extinción dejando daños a los servidores y por consecuente afectó la operación de la empresa Tabcorp cliente de Global Switch y que seguramente resultó con pérdidas económicas.

MEDIDAS DE PREVENCIÓN

Existe una diversidad de ingenierías a desarrollar, evaluar y analizar en un edificio singular, en este caso pondremos énfasis en seguridad física desde el aspecto de prevención contra incendio y activación del programa específico de protección civil, partiendo de la premisa que las medidas en materia deben ser certificadas desde su creación y re certificadas anualmente de ser posible.

Sólo por mencionar algunas medidas y equipamiento que previenen, pero de igual manera permiten reaccionar en caso de emergencia:

• Previo a la construcción de los edificios singulares se deben realizar diagnósticos de riesgos que permitan diseñar el mejor modelo de seguridad desde su entorno hasta el layout.

• El desarrollo e implementación de manuales de políticas y procedimientos que permitan tener una reacción temprana para atender los incidentes, así como planes de capacitación periódicas para el uso y manejo de los sistemas de seguridad.

• Mantener vigente y en práctica el plan de protección civil que se realiza de manera anual con simulacros con distintas hipótesis acompañados de previa capacitación.

• Contar con salidas de emergencia y en su caso con un nivel de blindaje clase III anti-fuego con al menos dos horas de resistencia al fuego, barras de pánico y éstas que conduzcan a los puntos de reunión y/o menor riesgo.

• Tener un sistema de detección de humo integrado por detectores puntuales ubicados a lo largo de las cámaras plena y bajo piso falso, a su vez deben estar controlados y supervisados por un panel desde el centro de control, el cual debe estar certificado bajo las normas de NFPA (National Fire Protection Association), lo que garantiza a estos equipos para hacer procesos de descarga de los sistemas de extinción.

• No sólo detección puntual si no un sistema de detección temprana de humo con boquillas de aspiración ubicados a lo largo de las cámaras plenas y bajo piso falso, el tablero debe estar enlazado al panel local y al repetidor central, el cual recibe al mismo tiempo las alarmas, descargas de gas para la extinción, problemas, es decir, que existe redundancia.

• Para la protección de las áreas

neurálgicas que dan soporte a los edificios singulares y centros de procesamiento de datos se deben considerar sistemas de supresión a base de gas inerte (Inergen), sistemas a base de agua pulverizada (Vortex), sistemas de espuma (AFFF), así como sistema de extinción portátil (CO2, Cleanguard, PQS, K, R102), sólo por mencionar algunos ejemplos.

• En cuanto a mantenimiento se refiere, todos los sistemas deben contar con un servicio de mantenimiento preventivo que cubra al 100% los elementos del sistema dos veces por año detectando así posibles afectaciones a los dispositivos. También deben existir mantenimientos correctivos atendidos de manera inmediata utilizando refacciones de marca o sustituyendo los equipos por otro similar en caso de requerirse.

• El mantenimiento a los sistemas de extinción automática debe ser en estricto apego a lo estipulado en las normas de la NFPA garantizando con esto que los sistemas se mantienen en óptimas condiciones en caso de ser requeridos.

Cabe señalar que los sistemas de seguridad deben estar integrados para trabajar de manera automática con procedimientos programados para que en caso de algún siniestro se realicen rutinas predeterminadas que aseguran el desempeño de éstos sin necesidad de que los operadores del sistema tengan que hacerlo de manera manual y depender del factor humano para activar los sistemas.

En conclusión, los edificios denominados singulares o neurálgicos deben considerarse con lo más altos estándares de seguridad desde su proyección hasta su creación y postreramente su conservación y mantenimiento, esto se traduce en salvaguardar vidas además de mantener la continuidad de negocio o bien procesos de alto impacto a la sociedad, como lo es el caso del sistema de transporte Metro (tren metropolitano) que mencionamos al inicio.

En el mercado existen una diversidad de socios comerciales con certificaciones que garantizan las soluciones alineadas a los requerimientos de cada cliente con base en sus necesidades, la tecnología continúa siendo un parteaguas que se adhiere perfectamente y si bien la tecnología no hace el trabajo por sí solo, ayuda a hacer el trabajo de manera más simplificada.

Imagen Roadshow
ARTíCULO DESTACADO
Imagen CENTROS DE CONTROL Y SU PROTECCIÓN CONTRA INCENDIOS

CENTROS DE CONTROL Y SU PROTECCIÓN CONTRA INCENDIOS

Viernes 11 de Junio del 2021
Jaime A. Moncada

La problemática sobre la falta de una adecuada protección contra incendios en un centro de control fue puesta en amplia evidencia durante el reciente incendio en el Centro de Control del Metro de la Ciudad de México. El 9 de enero de 2021, en horas de la madrugada, se reportó un incendio en un transformador de una subestación eléctrica, dentro del edificio que alojaba el centro de control, incendio que eventualmente afectó la operación global del metro. Aunque aún no existe un reporte oficial sobre lo ocurrido, se sabe que este incendio ocasionó una muerte y afectó a millones de usuarios del metro más grande de Latinoamérica. La afectación al centro de control suspendió la operación de tres líneas por tres días y de otras tres líneas entre 16 y 30 días.

Imagen Alas internacinal


Logotipo Seguridad en america
VideovigilanciaControl De
acceso
Transporte
seguro
Contra
incendios
Ciberseguridad
y Ti
Seguridad
privada
Administración
de La Seguridad
Protección
ejecutiva
Seguridad
pública
El Profesional
opina
Especial
del Bimestre
Novedades
de La Industria





Cerrar