Calendario de EventosBiblioteca de RevistasBiblioteca de NewsletterBiblioteca de InfografíasGalería FotográficaVideoentrevistasColaboradoresEstadísticas

Inscríbase a la RevistaPolíticas de PrivacidadLa guía del ColaboradorContactoAnúnciate aquí






OK
ARTíCULO DESTACADO
Imagen La Importancia de Probar, Inspeccionar y Mantener un Sistema de Alarma Contra Incendios

La Importancia de Probar, Inspeccionar y Mantener un Sistema de Alarma Contra Incendios

Viernes 17 de Julio del 2020
Rick Heffernan y Walter Hawrys

El sistema de alarma contra incendios posiblemente sea el aspecto más importante de cualquier estructura de un edificio. Dada la tarea de proporcionar protección las 24 horas del día para los ocupantes, los edificios y sus respectivos bienes, los sistemas de alarma contra incendios a menudo se pasan por alto hasta que ocurre un problema. Las pruebas e inspecciones requeridas que se deben realizar para garantizar el funcionamiento continuo de estos sistemas a menudo se consideran costosas, lentas e innecesarias. Sin embargo, no se puede determinar si un sistema de alarma contra incendios es operativo simplemente mirándolo o realizando una revisión superficial. Con el tiempo, los componentes electrónicos y otros dispositivos que componen un sistema determinado se degradan debido a factores ambientales (es decir, polvo y suciedad), así como por abusos intencionales y acciones de prueba o mantenimiento incorrectos; por estas razones, es necesario implementar y apegarse a un programa completo de mantenimiento de prueba e inspección de todos los sistemas de alarma contra incendios con el fin de garantizar la protección continua y tranquilidad del propietario del edificio, sabiendo que ha cumplido con la responsabilidad hacia sus inquilinos. 

PASOS INICIALES

La mayoría de los sistemas de alarma contra incendios tienen una vida útil y productiva en un rango de 10 a 15 años; sin embargo, estos sistemas pueden durar mucho más tiempo y continuar proporcionando un servicio confiable cuando se proporciona un mantenimiento y cuidado apropiado. Cualquier programa integral de prueba e inspección debe basarse en un estándar universalmente aceptado para medir la funcionalidad adecuada de un sistema de alarma contra incendios. Obviamente, las instrucciones para la instalación, el uso y el mantenimiento preventivo de un sistema, según lo expuesto por el fabricante, debe ser seguido rigurosamente. Además, la NFPA (The National Fire Alarm & Signalling Code) es el punto de referencia para la correcta instalación y operación del sistema de alarma contra incendios y ha sido adoptado en un gran número de jurisdicciones en los Estados Unidos. En particular, el Capítulo 14 de NFPA 72 cubre específicamente las pruebas, el mantenimiento y la inspección de los sistemas de alarma contra incendios. Además de tener una comprensión de los códigos, el personal de servicio que realiza las pruebas y el mantenimiento real de los sistemas de alarma contra incendios también debe estar familiarizado con los sistemas que están probando e idealmente, debe contar con la capacitación y la certificación de fábrica. 

Mejor aún si se cumple con un programa de certificación de técnicos de alarmas contra incendios del Instituto Nacional de Certificación en Tecnologías de Ingeniería (NICET), que es reconocido a nivel nacional y cada vez más requerido por diversas jurisdicciones, así como compañías de prueba y mantenimiento de sistemas de alarmas contra incendios que tienden a ofrecer mas profesionalismo dentro de la industria. Adicionalmente, el técnico que hace las inspecciones y pruebas debe utilizar equipo profesional con la tecnología más avanzada a fin de verificar minuciosamente el sistema de alarma contra incendios para detectar cualquier deficiencia. Esta es un área donde no se pueden tomar atajos, pues las consecuencias de un sistema con mal mantenimiento pueden ser devastadoras para el edificio, el propietario y los ocupantes por igual.

INSPECCIÓN DEL SISTEMA

Antes de realizar cualquier prueba en el sistema de alarma contra incendios, hay que realizar una inspección exhaustiva. Esto se puede hacer buscando visualmente problemas que deberían ser bastante obvios, como dispositivos faltantes o dañados, ubicaciones inadecuadas de los dispositivos y el uso de componentes no calificados y cualquier deficiencia encontrada debe ser documentada. Todos los diagramas originales del sistema deben revisarse para determinar dónde se encuentra todo el equipo. Otra documentación, como especificaciones y todos los manuales operativos también deben ubicarse de modo que se pueda realizar un análisis completo del sistema antes de realizar cualquier prueba real. Una tendencia reciente en la documentación, que se está volviendo cada vez más popular tanto con autoridades que tienen jurisdicción (AHJ) como con Fire Marshals / Inspectors y clientes por igual, es el uso del software de prueba e inspección. Por lo general, esto permite menos papelería para archivar posteriormente, y también permite a la compañía de pruebas mantener una base de datos de sus propios registros a la que se puede acceder fácilmente y proporcionar la verificación de un servicio realizado para un cliente. Varios programas de software también cuentan con capacidad de captura de firmas, por lo que aún hay más pruebas e inspecciones del sistema de alarma contra incendios, que muchas autoridades prefieren, en lugar de formatos de Papel.

PRUEBAS DEL SISTEMA

Antes de cualquier prueba del sistema de alarma contra incendios de un edificio, se debe notificar a todos los ocupantes, de acuerdo con NFPA 72, sección 14.2.4. Esto asegura que todos estén al tanto de lo que está pasando y las pruebas se pueden realizar de manera mucho más eficiente. Por lo general, un equipo de dos personas realiza la prueba de un sistema, con un técnico que permanece en el panel para informar qué dispositivo o zona se activó. Esto permite una mayor precisión, aunque con sistemas más pequeños un técnico puede ser suficiente. Mientras que la mayoría de los fabricantes de sistemas recomiendan una prueba e inspección anual (después de la prueba de aceptación inicial), otras agencias y autoridades locales recomiendan e incluso imponen intervalos de prueba. NFPA 72, Capítulo 14, que se ocupa específicamente de la inspección, prueba y mantenimiento, incluye una tabla que proporciona los intervalos de prueba recomendados para los diversos componentes que abarcan un sistema de alarma contra incendios, que incluye, entre otros, baterias, generadores, dispositivos de iniciación y equipo de interfaz. 

La Sección 14.3 proporciona una tabla detallada de los requisitos de frecuencia para las pruebas periódicas de todos los componentes del sistema de alarma contra incendios. La frecuencia de las pruebas varían según el componente del sistema; sin embargo, los registros deben mantenerse para garantizar que las pruebas se realizaron dentro de la frecuencia requerida. Entre los primeros componentes que se probarán están generalmente los dispositivos de iniciación y los sensores de alarma, como los detectores de humo y los detectores de calor, éstos deben ser probados de acuerdo con los requisitos del fabricante.

Al probar los detectores de humo,será imprescindible realizar una prueba funcional para garantizar que hay una entrada de humo real en la cámara de detección. Ciertamente, no es suficiente realizar una “prueba de imán” o una estimulación electrónica del detector. El aerosol de humo sintético que se utiliza debe ser aprobado por el fabricante, así como enlistado por una agencia de aprobación (Underwriters Laboratories- UL, Factory Mutual-FM, etc.). Se debe tener cuidado de no echar este humo directamente en la cámara de detección, lo que puede ser una causa de mal funcionamiento del detector más adelante. Los detectores de calor se deben probar de acuerdo con NFPA 72, Sección 14.4.3.2 (si es un detector restaurable) con al menos dos por circuito que se prueba anualmente, con todos los detectores de calor probados al menos una vez cada cinco años. Los detectores de calor no restaurables nunca se prueban en el campo; sin embargo, una muestra representativa debe ser probada y reemplazada después de 15 años. Siempre que los detectores de calor sí se prueban, se debe utilizar un instrumento que produzca calor de manera segura (sin utilizar una llama viva). 

Cuando se requiere una prueba de sensibilidad de un detector de humo para cumplir con NFPA 72, hay varios dispositivos de prueba portátiles que están disponibles y aprobados por los principales fabricantes de detectores. La sensibilidad del detector puede variar. La sensibilidad excesiva causa falsas alarmas, mientras que la falta de sensibilidad causa demora o ninguna alarma. Un área olvidada con frecuencia de las pruebas e inspecciones del sistema, son los detectores de ductos. Éstos requieren pruebas para asegurar el ingreso de humo a la cámara de detección del dispositivo. 

Muchas veces este tipo de detectores están equipados con interruptores que prueban los circuitos del dispositivo, pero no se debe aceptar esto como una verdadera prueba funcional de entrada de humo. Una vez que se supervisan todas las entradas y anunciadores del sistema, las actividades de prueba se deben coordinar con la empresa de monitoreo del sistema o el departamento de bomberos para verificar la comunicación entre el sistema de alarma contra incendios del edificio y la compañía de monitoreo. Una vez completada la prueba, el sistema de alarma contra incendios debe ser restaurado inmediatamente, se debe notificar al personal de mantenimiento y supervisión del edificio. 

MANTENIMIENTO Y DOCUMENTACIÓN ADECUADA

Una vez completadas las pruebas del sistema, se identifican deficiencias. Éstas deben corregirse de inmediato si es posible aunque a veces no se pueda. Sin embargo, incumbe al propietario del edificio asegurarse de que el sistema esté en pleno funcionamiento dentro de un periodo razonable de tiempo. La mayor parte del mantenimiento preventivo es fácil de realizar. Dependiendo del entorno en el que opera el equipo, puede consistir simplemente en retirar y limpiar los detectores de humo con aire comprimido o limpiezas más frecuentes e intensivas según la ubicación. Al final, sin embargo, el técnico siempre debe seguir las recomendaciones del fabricante para estar completamente seguro de que se está realizando un mantenimiento adecuado. Una vez finalizadas las pruebas y el mantenimiento del sistema, la organización de servicio debe completar registros detallados de todas las inspecciones como se muestra en el Capítulo 7 de NFPA 72. Estos registros siempre deben estar accesibles en el sitio y dejarse al propietario del edificio o su representante debidamente autorizado. El AHJ / Jefe de Bomberos puede solicitar una copia de todos los formularios de prueba, inspección y mantenimiento en cualquier momento. Por lo tanto, es imperativo que la documentación requerida esté disponible en todo momento. Además, el propietario debe conservar registros de inspección, prueba y mantenimiento por la vida del sistema. 

PENSAMIENTOS FINALES

Como se indicó en el párrafo inicial de este artículo, es muy probable que el sistema de alarma contra incendios sea el sistema más importante en cualquier edificio comercial. Su trabajo es proteger todo lo que consideramos valioso. La mayoría de las veces, no se piensa en este sistema si no se activa. Sin embargo, con demasiada frecuencia leemos catástrofes causadas por un sistema de alarma contra incendios ineficaz o inoperante. 

De hecho, con el cuidado y mantenimiento adecuado, muchas de estas catástrofes podrían haberse evitado. Con frecuencia cuando se recorta el presupuesto, de las primeras áreas en sufrir son sistemas como éste. Sin embargo, cada vez es más evidente que tales acciones son erróneas y costosas. El propietario del edificio es responsable de la protección de sus ocupantes y como tal, tiene la obligación de inspeccionar y mantener el sistema de alarma contra incendios. Lo más importante es el simple hecho de que los sistemas de alarma contra incendios salvan vidas y su correcto funcionamiento debe ser de máxima prioridad. 

Imagen Roadshow
Imagen


Logotipo Seguridad en america
VideovigilanciaControl De
acceso
Transporte
seguro
Contra
incendios
Ciberseguridad
y Ti
Seguridad
privada
Administración
de La Seguridad
Protección
ejecutiva
Seguridad
pública
El Profesional
opina
Especial
del Bimestre
Novedades
de La Industria





Cerrar